Boston le aplica a Miami un serio correctivo

Boston le aplica a Miami un serio correctivo

Rajon Rondo disputó un verdadero partidazo, alcanzando el triple-doble, (quinto de esta temporada), con 16 puntos, 14 asistencias y 11 rebotes, guiando a los suyos a la victoria y, propinándole a los Heat una severa derrota, 91-72.

El equipo de Florida se vio superado por unos Celtics que siguen mostrando su mejor versión con los playoffs a la vuelta de la esquina.

El tercer cuarto terminó de decidir el choque, los Celtics le endosaban un tremendo parcial de 31-12, dejando el marcador en un doloroso 80-56 para los Heat.

En Miami no funcionó nada, y dejó patente nuevamente no estar a la altura ante rivales de entidad, ayer salieron derrotados del Target Center encajando su derrota mas abultada de la temporada.

Las tres últimas derrotas de los de Spoelstra, han sido por una diferencia superior a los quince puntos.

Lebron James fue el máximo anotador de los Heat con 23 puntos, 4 rebotes, ninguna asistencia y dos pérdidas de balón. La última vez que Lebron no repartió ninguna  asistencia fue el 26 de Febrero, en un Cleveland-Houston.

Wade anotó 15 puntos, 3 asistencias y 8 rebotes, mientras que un irreconocible Bosh, se quedó en 4 puntos, registrando un pobre 2/11 en el tiro de campo, destacando en la parcela defensiva atrapando 11 rebotes.

El cinco inicial de Boston registró doble dígitos, destacando la gran aportación de Paul Pierce, 23 puntos, 3 asistencias y 7 rebotes, Avery Bradley se marchó hasta los 13 puntos, 1 rebote y un tapón espectacular sobre Wade, que acabó con el 3 de Miami por el suelo.

Enorme la labor de Brandon Bass, anotando 16 puntos, 3/5 en tiros de campo, 10/10 desde la linea de personal y 10 rebotes.

Miami acabó con unos balances muy flojos, 31/89 en el tiro de campo (34,8%), 3/16 en el tiro de tres puntos (18,8%), 7/17 desde la linea de personal (41,2%).

Avery Bradley, protagonista de la victoria de los Celtics

Avery Bradley, protagonista de la victoria de los Celtics

Avery Bradley y Paul Pierce, encabezaron la victoria de los Celtics 88-76, frente a unos Wizards que marcharon siempre por detrás en el marcador y que únicamente reaccionaban cuando los de Boston bajaban el pistón.

Con un primer parcial de 27-12, nos podíamos hacer una idea de lo que acontecería el resto del episodio en el TD Garden de Boston, donde los locales  manejaron el partido a su antojo.

Los de Massachusetts contaban con las bajas de Ray Allen, por problemas en un tobillo, Mickael Pietrus, que sigue recuperándose de la escalofriante caída que sufrió y Jermaine O´Neal, lesionado para lo que resta temporada, en los Wizards fue baja Nené Hilario, que acusaba espasmos musculares en su espalda.

El escolta Avery Bradley, que ocupó la vacante de Ray Allen,  registró la mejor marca de su carrera al llegar a los 23 puntos 9/14 en lanzamientos de 2, 1/2 en tiros de 3 puntos, 1 asistencia y 3 rebotes.

Paul Pierce fue el otro jugador destacado de los Celtics, anotando 21 puntos 8/17 en los tiros de dos puntos, 2/6 en los tiros de tres puntos, 3 asistencias y 8 rebotes en los 31 minutos que disputó.

El veterano Kevin Garnett y Greg Stiemsma contribuyeron con diez puntos cada uno, mientras que el ala-pívot, Brandon Bass, sumó 11 puntos y capturó 11 rebotes.

Los Wizards fueron comandados por Kevin Seraphine, que logró un doble-doble, anotando 15 puntos y capturando 11 rebotes en casi los 37 minutos que jugó y,  Jordan Crawford que anotó 20 puntos, 3 rebotes y una asistencia.

La franquicia de Washington acabó el partido con un balance de 30/87 en los tiros de 2 puntos, (34,5%).