Dwight Howard sigue en la órbita de los Lakers

Dwight Howard sigue en la órbita de los Lakers

Lo de Dwight Howard se hace pesado,rumor tras rumor,jugadores nuevos y franquicias implicadas en cada capítulo de un serial repetitivo.

Hay un nuevo rumor de traspaso,según adelanta Adrian Wojnarowski,en cuya operación estarían implicadas hasta cuatro franquicias,Los Angeles Lakers,Philadelphia 76ers,Denver Nuggets y Orlando Magic.

De llevarse a cabo el traspaso a cuatro bandas,podríamos hablar de uno de los movimientos más sonados de la historia de la liga.

Así sería el intercambio entre franquicias.

 

  • LOS ANGELES LAKERS:
  • LLEGAN: Dwight Howard (Orlando Magic) y Al Harrington (Denver Nuggets)
  • SALEN: Pau Gasol (Orlando Magic) y Andrew Bynum (Philadelphia 76ers)

 

  • ORLANDO MAGIC:
  • LLEGAN: Pau Gasol (Los Angeles Lakers) y Arron Afflalo (Denver Nuggets)
  • SALE: Dwight Howard (Los Angeles Lakers)

 

  • PHILADELPHIA 76ers
  • LLEGA: Andrew Bynum (Los Angeles Lakers)
  • SALE: Andre Iguodala (Denver Nuggets)

 

  • DENVER NUGGETS
  • LLEGA: Andre Iguodala (Philadelphia 76ers)
  • SALE: Arron Afflalo (Orlando Magic) Al Harrington (Lakers)
Anuncios
Kwame Brown jugará en Philadelphia los próximos dos años

Kwame Brown jugará en Philadelphia los próximos dos años

Kwame Brown y los Sixers de Philadelphia,han alcanzado un acuerdo por 2 años (el segundo opcional por el jugador) y 6 millones de dólares.

Brown sigue su carrera NBA acumulando contratos elevados a pesar de su escaso rendimiento.Kwame Brown fue número uno del draft del 2001,seleccionado por Washington Wizards.

Todo quedó ahí,desde su elección en el draft,el jugador no ha demostrado absolutamente nada,pasando con más pena que gloria por los equipos para los que jugó.

El pívot procedente de Golden State,solo pudo disputar 9 partidos durante la pasada campaña,debido a una lesión muscular en un pectoral.

En esos 9 partidos,el pívot promedió 6,3 puntos y 6,3 rebotes por partido,disputando una media de 20,8 minutos por encuentro.

Spencer Hawes seguirá en los Sixers

Spencer Hawes seguirá en los Sixers

El pívot Spencer Hawes y los Sixers han alcanzado un acuerdo que unirá al jugador durante los próximos 2 años y 13 millones de dólares.

Hawes promedió la pasada temporada 8,5 puntos, 5,8 rebotes,1,7 asistencias y 1 tapón por partido.En la recién finalizada  temporada,el jugador ha disputado únicamente un total de 37 partidos debido a su lesión de espalda y también a una lesión en el tendón de Aquiles.

Los Sixers también alcanzaron recientemente un acuerdo con el pívot  Lavoy Allen por 2 temporadas.De esta manera,Philadelphia mantendrá a sus dos hombres altos en la rotación.

Visto lo caro que se paga la altura en la NBA,los Sixers han firmado la continuidad de un 7 pies por un precio de ganga.

 

Lavoy Allen seguirá en los Sixers

Lavoy Allen seguirá en los Sixers

Según el portal CSNPhilly.com,el pívot Lavoy Allen y los Sixers han alcanzado un acuerdo de renovación que les unirá para las próximas 2 temporadasy 6 millones de dólares.

Allen fue el pick#50 en el draft del 2011.El pívot ha disputado un total de 41 partidos en su primera temporada,promediando 4,1 puntos y 4,1 rebotes por partido con una media de 15,2 minutos por encuentro.

Dichas cifras se vieron aumentadas en la postemporada,donde disfrutó de algunos minutos más respondiendo con mejores números que en la temporada regular.19,7 minutos,6,3 puntos y 4,9 rebotes.

La nueva extensión de contrato se hara oficial el próximo 11 de Julio.

 

 

Los Celtics disputarán la final de conferencia contra Miami

Los Celtics disputarán la final de conferencia contra Miami

Lo de Boston es admirable, anoche logró colarse en la final de conferencia gracias a su sufrida victoria frente a los Sixers por 85-75,  rompiendo una lanza a su favor después de que muy pocos apostaran por ellos por ser un equipo viejo, sin gasolina y de piernas cansadas.

Es normal que los equipos flaqueen, el ritmo de partidos ha sido elevado para una temporada comprimida, pero para los que dudaban y los daban por muertos, ahí están los Celtics, que han llegado con combustible en el tanque para salvar el último escollo que le permite disputar la final, será una eliminatoria con claro color para los de Florida, pero con estos Celtics, nunca se sabe.

Es cierto que la eliminatoria entre Boston y Philadelphia no ha sido para tirar cohetes, serie aburrida y ultradefensiva, partido de playoffs en toda regla, había mucho en juego y no se concedía absolutamente ni un ápice de margen.

Anoche nos encontramos con otro partido de igual calibre, aburrido, lento y de escaso acierto, de vez en cuando alguna individualidad hacía levantar a los aficionados de sus asientos.

Rondo capturó cuando el partido expiraba el rebote que necesitaba para lograr un nuevo triple-doble, 18 puntos, 10 asistencias y 10 rebotes, pero gracias a esa última captura, el jugador logró algo que no se recordaba desde el año 1984 de la mano del mítico Larry Bird, lograr un triple-doble en el séptimo partido de la serie.

El partido ofreció máxima igualdad en el marcador, los Sixers siempre fueron a remolque, pero no permitieron a los locales obtener diferencias abultadas de puntos, la mayor fue de 11 puntos.

Los de Doug Collins ofrecieron resistencia hasta el final, siempre estuvieron metidos en la pomada, pero les faltó algo de experiencia en los momentos finales del choque.

A falta de 4 minutos para la conclusión, un gran Iguodala metía el miedo en el TD Garden desde la linea de tres puntos para reducir la diferencia a tres puntos, 71-68.La expulsión de Paul Pierce a falta de algo más de cuatro minutos, trastocaba los planes de Rivers.

Rondo asumió la responsabilidad de los suyos, tiró del carro y asestó él solo un parcial de 9-0 que encarrilaba la eliminatoria, Rondo se la jugaba desde el arco de tres puntos, pero los árbitros tiraron de monitor y comprobaron que el base estaba pisando la raya, pero eso lo volvió a repetir con un segundo lanzamiento, y para no ofrecer dudas, se lanzó un triple desde el infinito que encendía a la grada.

Nuevamente a Rondo como protagonista, pero estaba vez visitaba la linea de tiros libres, mientras él jugador anotaba, sus aficionados le dedicaban una tremenda ovación al grito de MVP,MVP. Lo de Rondo es sencillamente espectacular,la facilidad que tiene para lograr triples-dobles es impresionante.

El partido estaba sentenciado, los Sixers no tuvieron ya opción alguna, salieron derrotados del pabellón celta, muriendo con las botas puestas y siendo uno de los grandes protagonistas de esta postemporada.

Un desconocido Ray Allen protagonizaba registros no habituales, no creíbles,finalizando con 11 puntos, 3/11 en el tiro de campo,  2/7 desde el triple y 4 rebotes.Allen se encargó de romper el pírrico 0/14 desde la linea de tres puntos con sendos triples.

Todo el quinteto de Boston alcanzó el doble dígito en anotación, Kevin Garnett estuvo inmenso, dio la cara y asumió la responsabilidad cuando le llegaba el turno, y resultó vital para su equipo, Garnett se marchó hasta los 18 puntos y 13 rebotes, Brandon Bass funcionó bastante bien, en diversos lances del juego asumió con criterio la responsabilidad, Bass finalizó con 16 puntos, 4 asistencias y 2 rebotes, Paul Pierce se quedó a un rebote del doble-doble, 15 puntos, 3 asistencias y 9 rebotes.

Iguodala fue el máximo anotador de su equipo con 18 puntos,3 asistencias y 4 rebotes, Elton Brand sumó 15 puntos y 6 rebotes,Jrue Holiday ralizó un buen encuentro, pero se le atragantó al final, donde  no supo interpretar el partido y no acertó en las decisiones, el base anotó 15 puntos, repartió 9 asistencias y capturó 3 rebotes.

Los Celtics volvieron a ganar un decisivo séptimo partido y continúan engordando su registro, que se elava a, 18 victorias y 4 derrotas, en 65 años de playoffs.

Los Bulls se acercan peligrosamente al fracaso

Los Bulls se acercan peligrosamente al fracaso

Los Sixers volvieron a ganar a Chicago en el cuarto partido de la serie, disputado en el Wells Fargo Center de Philadelphia,  dejando la eliminatoria muy cuesta arriba a los de Thibodeau.

La mala suerte se ha cebado por completo con la franquicia de Illinois, que ha pasado de ser uno de los serios candidatos al título, a poder caer estrepitosamente en primera ronda ante unos Sixers que han visto allanado el camino ante las lesiones de Rose y de Noah.

La serie se traslada de nuevo a Chicago el próximo Martes día  8, donde tienen la oportunidad de dar una vuelta de tuerca para seguir vivos, y no convertir el fantástico año que han realizado en la fase regular, en un verdadero fiasco.

Philadelphia se encuentra a una victoria de lograr el pase a segunda a ronda, clasificación que no conocen desde el año 2003.

En la historia de los playoffs de la NBA, únicamente en cuatro ocasiones, el octavo clasificado se ha impuesto al primero, el año pasado Memphis eliminaba a los Spurs. Golden State (2007), Nueva York (1999) y Denver (1994).

Además, los Sixers no contaban con una ventaja de 3-1 al mejor de 7 partidos, desde las semifinales de 1984.

Carlos Boozer fue el mejor del partido, anotando 23 puntos y 11 rebotes, echándose el equipo a la espalda, aunque no consiguió contagiar al resto.

Luol Deng no ofreció su mejor versión cuando el equipo le necesitó, Deng acabó anotando  11 puntos y 5 rebotes, Rip Hamilton es otro jugador de los que tiene que dar ese paso hacia adelante para asumir responsabilidades, Rip se quedó en 7 puntos, una asistencia y un rebote.

C.J.Watson acabó con 17 puntos, 4 asistencias y 6 rebotes, mientras que Taj Gibson aportó 14 puntos y 12 rebotes saliendo desde el banquillo.

Spencer Hawes anotó 22 puntos, 9/11 (81,8%) en el tiro de campo y 1/2 en lanzamientos de tres puntos y8 rebotes, Jrue Holiday se fue hasta los 20 puntos,6 asistencias y 8 rebotes, e Iguodala logró un doble-doble, 14 puntos y 12 rebotes.

Philadelphia empata la serie a uno,ante unos Bulls muy tocados por la asusencia de Rose

Philadelphia empata la serie a uno,ante unos Bulls muy tocados por la asusencia de Rose

Derrick Rose regresaba al United Center para presenciar el segundo partido de la serie, recibiendo una ovación espectacular por parte de una grada que mostraba todo su cariño a su jugador franquicia.

Todo hacía presagiar que sería una gran noche, todos se apelaban al orgullo y a la motivación de las cartas de apoyo que diferentes jugadores y, ex jugadores habían dirigido a la franquicia, y a una afición que sabía que debía empujar más que nunca.

El partido se rompió estrepitosamente en el tercer cuarto, donde los Sixers le endosaban un parcial de 14-36 que resultó definitivo para el desenlace del choque, que acabó registrando un 92-109.

Los Sixers supieron aprovechar la ausencia de Rose para colocar el empate a uno en la serie, y mudando el tercer partido a Philadelphia.

Los Bulls necesitan demostrar mucho más que lo mostrado anoche, necesita de esos  jugadores que están llamados para tirar del carro lo hagan, y llevarse al equipo a sus espaldas en momentos decisivos.

Luol Deng  no fue el de otras ocasiones, se estancó en 8 puntos, con un pobre (25%) en tiros de campo, 3/12, 5 rebotes y 3 asistencias, Carlos Boozer  tampoco brilló anoche y no superó los dos dígitos en la anotación, 9 puntos y 5 rebotes.

Rp Hamilton, jugador del que se espera el doble ante la ausencia de Rose, anotó 10 puntos, 4/10 en tiros de campo, y 5 asistencias.

Joakim Noah fue sin duda el mejor de los locales, anotando 21 puntos, 8 rebotes y 5 asistencias, mostrándose muy crítico al final del partido con la actuación del equipo “Es diferente jugar sin Rose, no hay excusas, sin embargo, sabemos que podemos jugar mejor. Es decepcionante, pero ¿sabes qué? Vivimos para luchar, nos queda un montón de baloncesto por jugar”

Philadelphia ve con otras opciones su pase a la segunda ronda tras la lesión de Rose y, anoche asestaron el primer golpe a un equipo diezmado,con un Jrue Holiday pletórico, 26 puntos, 11/15 (73,3%) en tiros de campo,  3/3 desde el triple, 6 asistencias y 2 rebotes.

Evan Turner anotó 19 puntos, 6 asistencias y 7 rebotes, Lou Williams se fue hasta los 20 puntos y 6 asistencias, saliendo desde el banquillo.

Chicago debe cambiar su mentalidad, Rose no está, saber sobreponerse al revés de la mala suerte y dar un paso al frente para llevar la eliminatoria a buen puerto ante unos Sixers que han cambiado el guión de la eliminatoria, porque una eliminación en primera ronda, sería un enorme fiasco muy difícil de digerir.